Pages Navigation Menu

Oportunidades de Emprendimiento en Mercados Emergentes

new market

Un fenómeno social como la globalización, mezclado por avances tecnológicos en la conectividad permite que no sea necesaria la presencia física de una persona para poder realizar un trabajo y llegar a acuerdos de negocios. Es simple: El talento y las habilidades no reconocen fronteras, y en los mercados emergentes es mucho más económico el mismo (o incluso mejor) trabajo que países con sistemas económicos más desarrollados.

Sin ánimos de caer en política o en las implicaciones de abusar de este sistema, hay una realidad innegable con respecto a cazar talentos en mercados emergentes: Es un acuerdo en el que ambas partes ganan – no solo el empleador recibe un trabajo de calidad a un menor precio (lo que se traduce en un mayor margen de ganancias), sino que el empleado gana más que trabajando para un cliente autóctono.

Por supuesto, existen implicaciones sociales que ambas partes deben considerar – tanto los cánones estéticos que impactan una industria como el diseño gráfico o la publicidad, como las diferencias regionales de lenguaje, los estándares industriales, e incluso las implicaciones legales para exportación/importación o simple publicación de contenidos – deben tenerse en cuenta por ambas partes para no caer en inconvenientes que pueden ocurrir desde un faux pas hasta un hecho ilícito sin mala fe de por medio.

Al considerar estos factores entonces se tiene a la disposición un talento humano que puede eventualmente ser competitivo fuera de su país de origen; pero no todo es color de rosa, pues deben considerarse otros factores como las limitaciones de infraestructura, las diferencias de huso horario, el costo de las comunicaciones, e incluso diferencias en el uso de equipos y estándares (viene a la mente la anécdota de NASA perdiendo una nave de 125 millones de dólares porque parte del equipo utilizó un estándar de medición imperial cuando los demás usaban métrico).

Pero esto puede ser evitado con una meticulosa supervisión; después de todo, para llegar a un acuerdo de negocios se debe ser detallista y previsivo ante cualquier inconveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *