Pages Navigation Menu

El Design Thinking como generador de innovación para el Emprendimiento

photo-insight-soule-embrace

Las distinciones entre el diseño y Design Thinking

“Muchos cometen el error de asociar el diseño al como un objeto se ve en su impacto visual y como se siente en su ergonomia .. el diseño va un paso mas allá y significa el como funciona y como agrega valor a las personas”.
– Steve Jobs

Cuando analizamos la base teórica del diseño y como se vincula al emprendimiento, debemos entender que “El diseño es la acción de llevar algo nuevo y deseado a la realidad, mediante una estructura de pensamiento que busca solucionar problemas asociados a situaciones de uso complejas y generar experiencias” Esto implica incorporar al consumidor en todo el proceso entendiéndolo como un ente dinámico en interacción con el diseño desarrollado.

La capacidad de diseñar es, una de las tres dimensiones fundamentales de la inteligencia humana. Diseño, Ciencia, Arte están integrados mano separados, para crear la increíble capacidad cognitiva humana “.

  • Ciencia – busca similitudes entre cosas que son diferentes
  • Arte – encuentra diferencias entre cosas que son similares
  • Diseño – crea ‘conjuntos’ factibles de “partes” no factibles

Siendo la integración de estas tres dimensiones la base de un emprendimiento centrado en diseño… por lo cual tiene sentido, romper los silos creados en las organizaciones y desarrollar una investigación interdisciplinaria para fomentar la innovación

El Design Thinking como generador de innovación

El Design Thinking ofrece un marco estructurado para comprender y buscar la innovación en vías que contribuyan al crecimiento orgánico y agreguen valor real a sus clientes. La innovación es fundamental para el proceso de diseño. El ciclo del Design Thinking implica la observación para descubrir las necesidades no satisfechas dentro del contexto y limitaciones de una situación particular, generando ideas creativas, que sean finalmente soluciones probadas y constantemente perfeccionadas, enmarcadas en la oportunidad y el alcance de la innovación.

El Design Thinking centrado en el ser humano 

Cuando emprendemos una idea, la innovación centrada en el factor humano. comienza con el desarrollo de una comprensión de las necesidades de los clientes o usuarios, no satisfechas o no articuladas. “La fuente más segura de nuevas ideas que generan verdadera ventaja competitiva, y por lo tanto, mayores márgenes, son las necesidades no articuladas de los clientes. Un profundo conocimiento de los clientes y sus problemas, ayuda a descubrir estas necesidades.”

El Design Thinking reduce al mínimo la incertidumbre y el riesgo de la innovación mediante la participación de los clientes o usuarios a través de una serie de prototipos para aprender, probar y refinar conceptos. Quienes desarrollan Design Thinking se basan en información sobre el cliente obtenidos de experimentos en el mundo real, no sólo datos históricos o estudios de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *