Pages Navigation Menu

Que oportunidades genera a la empresa el Internet de las Cosas ?

interne-de-las-cosas

La conexión de los objetos de una empresa a la Red permite a los directivos tener un control absoluto del negocio, tomar decisiones rápidas, anticiparse a los problemas y ahorrar costes.

Imagínese pasar por los torniquetes del metro sin necesidad de identificarse con la tarjeta de transporte público. Este es solo un ejemplo de cómo conectar objetos a la Red es una oportunidad de negocio para las Pymes. Las compañías pueden aprovechar las posibilidades que ofrece el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) para “mejorar procesos, reducir costes y vender más”. Esto permite, además, ganar eficiencia, anticiparse a los problemas y tomar decisiones de forma rápida.

La interconexión digital con los diferentes elementos cotidianos busca la autonomía de cualquier dispositivo. Es decir, trata de convertir un objeto inerte en inteligente, ya sea el aire acondicionado de una oficina, el sistema eléctrico de una fábrica o la refrigeración de una pescadería, entre otras ‘cosas’. Los productos físicos llevan unos sensores que reciben y emiten información que es muy valiosa para las empresas. Un extraordinario driver de porque implementar el internet de las cosas en la empresa y el hogar, es la Domotica que a traves de su plataforma permite un ahorro energético en muchos casos de hasta un 35%, impactando de forma positiva la estructura de costos asociada .

Para aprovecharla, “las organizaciones tienen que transformarse y pensar digitalmente, además de tener un buen sistema de gestión de datos que permita potenciar al máximo su negocio”. Se estima que para 2020 habrá más de 50.000 millones de objetos conectados a Internet, según el instituto tecnológico VINT. Esto brinda numerosas posibilidades a las Pymes, que se pueden beneficiar en muchos aspectos:

  • Márketing y ventas. Si una tienda de ropa pone sensores en las estanterías de los diferentes pasillos, podrá recibir información en tiempo real del tráfico de consumidores y detectar, a través del bluetooth, qué clientes tienen la aplicación del negocio descargada en su móvil y cuáles son los más fieles al establecimiento. A partir de estos datos, se pueden lanzar promociones inmediatas a los usuarios que más compran, mediante el envío de un mensaje.
  • Costes. El intercambio de información entre dispositivos permite eliminar gastos innecesarios. Por ejemplo, el sistema eléctrico de una factoría puede funcionar de manera que las bombillas se enciendan y se apaguen en función de si hay personas trabajando. Asimismo, el aire acondicionado se puede regular automáticamente dependiendo de la temperatura ambiente de un área concreta. Si antes una pyme tenía ventilación durante toda la jornada laboral, ahora no es necesario. El mismo aparato reconoce cuándo tendrá que ponerse en marcha.
  • Logística. Con el IoT, las pymes podrán controlar en tiempo real el trayecto de sus productos desde que salen del almacén hasta que es entregado al consumidor final. Esto no sólo le permite controlar a sus transportistas, sino averiguar qué rutas son las mejores para llegar antes al destino y ahorrar en combustible.
  • Mantenimiento industrial. Una empresa que trabaje con ultracongelados puede evitar muchos problemas si conecta sus refrigeradores a Internet. El sistema de control, que recibe una serie de datos de los sensores, detectará cualquier tipo de vibración en los motores, de forma que si hay posibilidad de que se produzca una avería, los técnicos consiguen anticiparse. Esto evita la paralización de alguna de las fases del proceso productivo y el cambio de viejos equipos por maquinaria nueva.
  • Servicio personalizado. La interconexión digital de las ‘cosas’ facilita un mejor trato al cliente. Una alternativa es colocar sensores en las puertas de un establecimiento, de forma que si entra un consumidor VIP, el director o el gerente de este comercio puede aparecer para atenderle personalmente. Esto le impactará y generará “word of mouth”, que beneficiará a la compañía en visibilidad y ventas potenciales.
  • Existencias. Manipular los objetos presenta otra ventaja, como la de regular el almacén. Si el stock está conectado, reconocerá todas las entradas y salidas. Por ejemplo, puede detectar que la última vez que se retiró un producto, no se repuso y, automáticamente, hacer un pedido al proveedor correspondiente “Just in time” .
  • ‘Big data’. Conectar cada objeto requiere un trabajo adicional. No basta con enlazar las “cosas” a la Red, sino que se recomienda hacer un análisis de los datos obtenidos. Para ello, es imprescindible contar con un programa que gestione toda la información generada. Esto implica un sobrecoste. Cuantos más dispositivos estén acoplados, mayor es la exposición a ciberataques, de forma que también habrá que invertir en sistemas de protección.
  • Soporte. El IoT no requiere una tecnología muy sofisticada. Las redes celulares 3G y 4G, el bluetooth, los códigos de barra de lectura óptica y los QR son algunos de los elementos básicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *