Pages Navigation Menu

Podemos innovar en base a lo obsoleto !

sb10063521a-001

Las nuevas tecnologías divierten tanto que puede resultar fácil olvidarse de que lo que impulsa las industrias son los nuevos modelos de negocio. Las viejas tecnologías aún pueden ser valiosas siempre que se acompañen de una estrategia inteligente.

Por supuesto, todo innovador sabe que una tecnología nueva no siempre se traduce en beneficios. En su libro El dilema del innovador, Clayton Christensen explica cómo las empresas tecnológicas asentadas realmente pagan un alto precio por hacer muy bien su trabajo y mejorar constantemente su oferta tecnológica y generar clientes sobreatendidos. La historia de la tecnología está llena de invenciones tecnológicamente interesantes, pero que nunca generaron dinero. Normalmente debido a la incompatibilidad con los modelos de negocio establecidos o con el que fueron encasilladas. Pero… ¿quién quiere defender a las viejas tecnologías?

Los emprendedores que busquen crear un nuevo modelo de negocio disruptivo no deberían obviar las antiguas tecnologías poco aprovechadas ..ya que sólo necesitan un uso y modelo de negocio nuevos para seguir aportando valor.

El mundo está lleno de estas tecnologías viejas y pasadas de moda, pero también existen muchas industrias emergentes sin explorar. La disrupción no sólo intenta convertir las cosas en más asequibles, y ademas en más sencillas. También puede crear nuevo crecimiento neto, y si se presta suficiente atención hasta se podrían hallar nuevas industrias todavía por crear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *