Pages Navigation Menu

El poder del reconocimiento

Escrito por: Gerbo Pacchioni*

BANNER-BLOG-reconocimiento-2

 

Ser un verdadero líder en una organización es una tarea sumamente difícil. Lograr mover emociones, inspirar, contagiar pasión, ilusionar, corregir, escuchar activamente, confiar y dirigir a la misma vez, es un duro desafío que todo líder debe realizar si realmente quiere que su organización pase al siguiente nivel.

La visión y misión de una compañía nunca serán posibles de alcanzar si el equipo no se siente parte de las mismas. El objetivo de cada líder es lograr que el equipo logre sentir que la empresa donde trabaja es como su familia, a quien debe querer, respetar, defender y ayudar para que sea cada día mejor.

Una excelente forma de comenzar a crear el sentido de pertenencia es realmente preocuparnos por nuestra gente. Cuando nos preocupamos realmente por nuestra gente, ellos se preocuparán por nosotros.

Las personas suelen ser más eficientes cuando sus contribuciones son valoradas y reconocidas, por lo tanto,  el reconocimiento es la clave para crear organizaciones exitosas.

Reconocer los aportes del equipo no es difícil pues no cuesta, no es necesario ser un experto para hacerlo o tener una maestría, no es necesario ser el jefe o el dueño. Cualquiera tiene en sus manos el poder de reconocer el aporte de los demás.

Todos tenemos la oportunidad de mostrar a nuestros equipos que les prestamos atención, que ellos realmente nos importan y que nos interesa de verdad lo que están haciendo por nosotros. Ni el mejor líder puede hacer todo solo, porque para alcanzar el éxito necesitamos contar con el equipo.

Como líder tenemos la obligación no solo de darle a nuestra gente todos los recursos para que sean exitosos, sino que también debemos mostrarles cuál es el sentido y que tengan clara la razón por la que van a luchar.

Para ser una compañía de clase mundial necesitamos apreciar, inspirar, motivar y en especial, reconocer a nuestra gente.  A la gente no le gusta trabajar para jefes, sino con personas que los ayuden a alcanzar su máximo potencial, personas que los motiven, que valoren sus aportes y sobre todo que confíen en ellos.

Para que una empresa sea sobresaliente, primero el líder debe hacerla suya, debe lograr que la gente se divierta y disfrute compartir gran parte de su vida allí, debe preocuparse realmente por el equipo, debe reconocer todo el tiempo los aportes de cada miembro y sobre todo cuando detecte un comportamiento o acción sobresaliente, debe escuchar activamente y dedicar calidad de tiempo a compartir y velar por el ánimo del equipo.

Siendo el reconocimiento un arma que puede inspirar, comprometer e involucrar al 100% al equipo, David Novak, autor del Bestseller O Great One, nos indica que existen diez principios y/o acciones que pueden generar una cultura que esté orientada al reconocimiento:

  1. La gente no se va a preocupar por ti si tú no te preocupas por ellos.
  2. La mejor forma de decirle a la gente que nos interesa es escuchándola.
  3. Una buena idea puede venir de cualquier lugar.
  4. Reconoce un gran trabajo y una buena idea donde y cuando ocurra.
  5. Haz que el reconocimiento sea un catalizador de resultados, pues reconociendo las buenas acciones, las buenas acciones se darán más seguido.
  6. Haz que el reconocimiento sea divertido.
  7. Hazlo personal.
  8. El reconocimiento es universal (no importa la edad, estatus, nacionalidad, cargo, experiencia, entre otros, pues la gente adora ser reconocida por las cosas que hicieron bien y por quienes son.
  9. Reconocer a las personas es un privilegio pues es bueno para el que lo hace y para el que lo recibe.
  10. Di “GRACIAS” cada vez que puedas, recuerda que esta es una de las palabras más poderosas del mundo.

En este momento, hay mucha gente en tu compañía que está realizando un trabajo extraordinario. Si tú no se lo dices, es probable que se canse, se termine desmotivando y finalmente se vaya por no sentirse reconocida.

Si tu personal no disfruta trabajar en tu empresa y si no se siente apreciado, es muy difícil que al final logre brindar un buen servicio.

Finalmente recuerda, no solo debemos motivar a la gente cuando llegue a la meta, sino que también es importantísimo hacerlo durante el proceso.

Ahora ya sabes que puedes comenzar a hacer para lograr el cambio y el éxito deseado.

*International MBA, Universidad Politécnica de Cataluña (España). Especialización en Developing Strategy for Value Creation, London Business School. Vice Presidente de Riesgos Generales Corporativos en Mariátegui JLT Corredores de Seguros S.A. Ha sido Gerente de Servicio al Cliente en Contacto Corredores de Seguros S.A. (Arthur J. Gallagher & Co).

¿Quieres conocer más sobre nuestro MBA? Entérate de más aquí http://bit.ly/2qS7rPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *